Noticias

¿Cómo y cuándo elongar?

¿Son efectivas las elongaciones para prevenir lesiones? ¿Cuándo y cuánto deberíamos elongar o estirar? ¿Debo elongar antes de correr? Estas son algunas de las clásicas preguntas que frecuentemente existen en el mundo deportivo y del running, y que en esta nota intentaremos abordar.

El estiramiento o elongación, es una práctica común o muy poco común entre los deportistas. Algunos recomiendan estirar los músculos antes y después de entrenar o competir, mientras que otros definitivamente no lo recomiendan.

¿Cuál es la verdad?
En realidad, existe muchísima evidencia científica respecto a este tema y pocas son las conclusiones y acuerdos que se han logrado afirmar. A pesar de que no está probado que la elongación previene el desarrollo de lesiones, clínicamente sabemos que mantener un adecuado rango de movimiento en nuestras articulaciones nos permitirá movernos con mayor fluidez y contribuir con una mejor sensación posterior a cada entrenamiento. Finalmente, se trata de MOVERSE! El movimiento lubrica tus tejidos y evita que se vayan generando adherencias entre los mismos y, por lo tanto, disminuye la rigidez.

Ahora, ¿cuándo debiésemos elongar? Estudios muestran que la elongación estática mantenida genera una mejoría en la flexibilidad, pero también altera la performance en los deportistas, disminuyendo la capacidad de generar fuerza máxima, potencia, agilidad y el tiempo de activación de los músculos estirados. Es por esto que NO se recomienda estirar de forma estática los músculos antes de entrenar o una competencia, ya que “inhibes” al músculo y, por lo tanto, tu desempeño también se ve deteriorado.

¿Qué hacer antes de un entrenamiento o competencia? Sobre todo en aquellas actividades como el running, donde necesitamos un alta reactividad de los músculos, se recomienda hacer elongaciones dinámicas, como los ejercicios de movilidad articular. Estos ejercicios tienen como objetivo aumentar la temperatura corporal y de los músculos, generar una potenciación post-activación en el músculo estirado (mejora su capacidad de respuesta) y la estimulación del sistema nervioso. Como resultado de estos efectos, el estiramiento dinámico podría mejorar la fuerza y el desarrollo de energía. Se recomienda antes de una competencia realizar un calentamiento aeróbico sub maximal, luego estiramientos dinámicos globales y terminar con ejercicios dinámicos específicos del deporte (running).

_
Lee el artículo completo aquí

Deja una respuesta

Scroll to top