Noticias

Lesiones en el Running: La delgada línea entre el creer, el saber y el hacer (Parte 1)

¿Quién no ha sufrido una lesión por correr? ¿Cuántas veces hemos tenido que detener nuestro entrenamiento por molestias o lesiones? ¿Por qué se producen y cómo podemos evitarlas?
Primero que todo, ¿sabemos qué es una lesión relacionada al running?

Conceptualmente, se define como aquél dolor o molestia que causa una restricción de la participación en el running durante al menos 1 semana ó 3 sesiones programadas de entrenamiento consecutivas. No se considera como lesión dolor muscular tardío, ampollas y calambres musculares menores a 5 días. En términos prácticos, es una molestia que se repite durante los entrenamientos, que no nos permite correr o nos hace modificar nuestra conducta, por lo tanto OJO, dolores que se mantienen en una semana DEBEN ser evaluados por un especialista del área de la salud, ya que no es normal y podemos estar dañando nuestros tejidos. Recuerden el artículo pasado sobre las adaptaciones del músculo y contracturas (Leer Contracturas: ¿Cuándo parar?); son sobrecargas que pueden terminar en una falla del tejido y, por lo tanto, lesión.

En nuestro “Estudio SeRUN: Descripción del perfil del corredor y conductas asociadas al running, Región Metropolitana 2015-2016”, participaron 821 corredores de la Región Metropolitana, específicamente de la provincia del Gran Santiago, de los cuales un 54% eran hombres y 46% mujeres, con una edad promedio de 33 años.

El 43.1% reportó haber presentado al menos una lesión previa en los últimos 12 meses, siendo más frecuente en la zona de tobillo/pie (35.7%), rodilla (31.7%) y pierna (15%).

_
Lee el artículo completo aquí

Deja una respuesta

Scroll to top